Piñera enfoca su plan minero en modernizar a Codelco y reducir incertidumbre a la inversión

El Programa Minero del Presidente electo Sebastián Piñera, considera seis objetivos y medidas principales que apuntan a flexibilizar y modernizar la institucionalidad de la industria minera, potenciando la inversión en este sector para dinamizar el desarrollo nacional y la empleabilidad. Al mismo tiempo que buscará mejorar la gestión, la producción y resolver el financiamiento de los proyectos de Codelco.

Entre los focos del plan está posicionar al sector minero como un motor de recuperación del crecimiento económico y la generación de empleo; reducir la incertidumbre regulatoria mediante reglas claras y estables; abordar desafíos futuros en desarrollo, innovación y competitividad; hacer una minería más sustentable ambientalmente e inclusiva socialmente; modernizar la institucionalidad para la minería; y un Codelco del siglo XXI.

Medidas y objetivos

Si bien el plan minero de Piñera es mucho más extenso, destacan entre las iniciativas la creación de una Comisión Asesora Presidencial para elaborar una Política Nacional de Minería para el periodo 2018-2050 con la participación de los sectores público, privado, académico y la sociedad civil. Además de establecer una Oficina de Gestión de Proyectos de Inversión que, de manera proactiva, busque atraer, coordinar y agilizar nuevas inversiones en el sector.

Actualizar el levantamiento de los permisos que requiere un proyecto minero a fin de simplificarlos y eliminar duplicidades de competencias entre servicios, es otra de las medidas clave del Plan Minero, a la que se suma la reducción de la discrecionalidad política en la revisión de proyectos de inversión y crear un procedimiento reglado y vinculante para consultas de pertinencia ambiental.

También se plantea aumentar la parte del royalty minero asignada a los gobiernos regionales para actividades de innovación y al Fondo de Inversión y Reconversión Regional. Así como promover el uso de infraestructura compartida como plantas desaladoras, acueductos, relaveductos, puertos y sistemas de transporte.

Además se crearán mecanismos de diálogo y solución temprana de conflictos entre empresas y comunidades, que mejore la confianza y dinamice los proyectos mineros y energéticos. Junto con esto se incentivarán los aportes de las empresas mineras a municipalidades, ONG’s y comunidades vecinas.

Otro de los objetivos será modernizar el gobierno corporativo de Enami siguiendo los más altos estándares internacionales en la materia. Reforzar el rol de Cochilco y fortalecer al ministerio de Minería. Además de evaluar la creación del Servicio Geológico de Chile y de un Servicio Nacional de Minería.

Minería estatal

En lo relativo a la gestión de Codelco, el Plan Minero considera cuatro medidas principales: Profundizar su autonomía, dándole mayor independencia a su gobierno corporativo respecto de los cambios de gobierno y dotándolo de mayores herramientas para gestionar con eficiencia la actual diversidad y complejidad de la Corporación.

Un segundo punto será definir una política de dividendos estable a largo plazo y reemplazar la Ley Reservada del Cobre, de modo que el monto base de utilidades para la política de dividendos sea representativa de las utilidades de la empresa.

Perfeccionar el marco regulatorio de Codelco, reforzando el rol especializado de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) y aclarando el rol fiscalizador especial de la Contraloría General de la República, es el tercer punto.

La cuarta medida relativa a Codelco será definir un programa de inversiones realista y al alcance de los recursos disponibles, acompañado de una fuerte prioridad en obtener el máximo rendimiento de los activos existentes.

Mercurio Calama

También te podría gustar...