Comunicado N°1 “Salvemos a Chuquicamata de la Destrucción”

Calama, 22 de junio de 2018.

Los Directorios de los Sindicatos de Trabajadores Ns. 1, 2 y 3 de la División Chuquicamata y Sindicato N°1 de Antofagasta, informan a sus asociados, asociadas y comunidad en general que, en virtud de la postura intransigente, opresiva y autoritaria de la administración de la DCH y de la Corporación, traducida en:

  • Vulneración del Convenio Colectivo Vigente
  • Instauración de un modelo de relaciones laborales que distan bastante de una empresa que, a la luz pública pretende proyectar un supuesto estándar de clase
  • Acoso Laboral permanente y sistemático a los
  • No propiciar un clima de diálogo y participación
  • No asumir la responsabilidad de ellos como administración del sobrecosto del Plan de Egreso 2013 – 2016, hoy pretendiendo castigar a los trabajadores y
  • Ante el sobre costo y atraso del proyecto Mina Chuquicamata Subterránea, se intenta imponer rediseños unilaterales para generar ahorros en la mina y plantas que subsidian las malas decisiones, castigando al Recurso
  • No presentar un Plan de Cierre de la mina a rajo abierto que considere el impacto laboral (propuestas de empleabilidad), social y económico.
  • Crear un clima de terror con amenazas, despidos, deteriorando día a día la estabilidad laboral y emocional de los trabajadores y
  • Imposición de un Gerente del Hospital, sin ética y con nulos criterios médicos, que instaura en el Hospital del Cobre un clima de terror y resuelve temas que ponen en riesgo la salud y la vida de los trabajadores y sus
  • Aplicar el Artículo Nº 161 del Código Laboral como causal de despido para no tener que justificar su arbitrariedad con la cual vulnera a los trabajadores y
  • Mantener condiciones subestándares de seguridad que ponen en peligro a las personas e
  • No cumplir con la Norma Nª 3262 de Igualdad de Género.

De este modo la Administración subestima las capacidades de lucha y unión de los trabajadores y trabajadoras, intentando quebrantar y desprestigiar la gestión sindical ante las bases, lo cual queremos declarar que no ha surtido efectos, sino más bien nos ha potenciado, fortaleciendo nuestras herramientas para exigir el respeto y la dignidad; lo que se ha ganado históricamente a pulso de sacrificio por quienes laboran diariamente por el desarrollo social y económico del país.

Llamamos a todas las bases de Chuquicamata a mantenerse en Estado de Alerta ante el mandato de los trabajadores a paralización que se avecina en nuestra división, pues esta lucha es por nuestra gente y para entregar mayores excedentes al estado para su gasto social.

¡Por nuestra empresa, nuestra empleabilidad, nuestra dignidad y por el futuro social y económico de nuestra ciudad de Calama y el País: CHUQUICAMATA SE PARA Y UNIDOS.

SALVEMOS A CHUQUICAMATA DE LA DESTRUCCIÓN

 

También te podría gustar...